+7 (495) 514-45-00
info@surrogacyineurope.es
CUESTIONARIO DE LOS FUTUROS PADRES

Centro europeo de maternidad subrogada

La maternidad subrogada es un método de tratamiento que consiste en implantar, después de la fecundación in vitro, un embrión en la cavidad uterina de la madre subrogada a fin de que ésta lo geste y de a luz a un niño que no tiene ningún vínculo genético con él.

En Rusia los servicios de gestación subrogada son legales. En general, la lista de paises donde semejante método de tratamiento es muy corta. Los estados que han legalizado los servicios de maternidad subrogada se han convertido en verdaderos polos de atracción para los pacientes con formas avanzadas de infertilidad. 

Existen situaciones cuando ningun otro tratamiento no puede ayudar. Por ejemplo, las pacientes que no tienen útero o los hombres solteros para quienes no hay otro modo de tener un hijo genéticamente suyo. Desde el punto de vista médico, la gestación subrogada no difere de la fecundación in vitro como medio de superar la infertilidad. Puesto que los criterios de selección de las madres subrogadas con respecto a su salud y su edad son bastante elevados, todas las candidatas son mujeres jóvenes, saludables y que tienen sus propios hijos, lo que aumenta las probabilidades de que se queden embarazadas en comparación con procedimientos estándar de FIV cuando el embrión se implanta a la paciente.

 ¿Porqué nosotros?

Además de ser la más grande en Rusia, fuimos la primera compañía en especializarse en el campo de la gestación subrogada y de su regulación jurídica.

Trabajamos en estricta conformidad con las leyes en vigor de la Federación rusa. Los dirigentes de nuestra compañía son expertos reconocidos internacionalmente en la esfera de la maternidad subrogada y de la reproducción humana.

Somos una compañía abierta y pública de la que hablan mucho los medios de comunicación tanto rusos como internacionales.

GARANTÍAS

Todas nuestras garantías

  • Los importes previstos en el contrato firmado por las partes no cambian; 
  • Se realiza el primer pago una vez confirmada la candidatura de una madra subrogada adecuada. El segundo pago se realiza no antes de que haya trancurrido el primer trimestre del embarazo, el que presenta más riesgos para el bebé; 
  • Posibilidad de elegir a una candidata entre varias madres subrogadas y recibir una ficha de información completa sobre ella misma. 

Las mayores dificultades surgen cuando se elige a la madre subrogada y al medio de control y regulación jurídica del tratamiento. El riesgo de fraude y de engaño es el peligro más común. Ya que el costo de la gestación subrogada es bastante elevado, atrae a personas deshonestas motivadas por el afán de lucro. Es muy probable que pierdan su dinero y que den con una mujer que no se haya sometida a ninguna prueba médica y que consecuentemente no se quedará encinta después de los intentos de transferencia embrionaria en su cavidad uterina.

Internet está lleno de anuncios de varias agentes y centros de gestación subrogada que proponen precios muy inferiores a los del mercado. También son frecuentes los casos de madres subrogadas independientes que quieren sacar provecho de la desgracia ajena.

 Su intento de ahorrar dinero puede convertirse en una pérdida de dinero, de tiempo y quitarles toda esperanza de que se encuentre una solución a su problema de infertilidad. Estamos convencidos de que ser padres es uno de los aspectos más importantes de la vida y que se debe tratar este asunto con la debida seriedad. En la ejecución del programa de maternidad subrogada, el costo no debería jugar un papel importante.

El asesoramiento jurídico también concierna asuntos de importancia vital para el programa. La función de cada partida debe ser estipulada expresamente de forma documentada y cada eventualidad debe contemplarse en el contrato. Por ejemplo, el aumento de precio en caso de que la madre subrogada se quede embarazada con mellizos debe concertarse antes del tratamiento. 

La inscripción del niño a nombre del cliente tampoco es una tarea fácil. Idealmente el cliente recupera a su hijo y recibe una partida de nacimiento que incluye su nombre sin mencionar a la madre subrogada. A veces es necesario resolver este asunto por la vía judicial.

Nosotros, el Centro Europeo de Maternidad Subrogada, somos el vínculo entre los clientes y las madres subrogadas potenciales. Nos hacemos responsables de ellas: se han realizado todas las pruebas médicas requeridas, están motivadas y listas para empezar con el programa de subrogación. Implementamos programas "todo incluido" con la ayuda de nuestros socios. El hecho de que cientos de clientes con perfiles muy diferentes el uno del otro se han convertido en padres al término de nuestros programas de gestación subrogada habla po sí mismo.